miércoles, julio 18

Narices (segunda entrega)

A raíz de la repercusión del tema de las narices, me permito brevemente ahondar un poco más en el tema.

Pauli y Tesa, por ejemplo, tienen nariz de dinosaurio. La nariz de dinosaurio es muy particular, ya que es una nariz derecha, apenas respingada, pero que posee dos aletas laterales que dejan ver sutilmente los orificios nasales. Es una de mis preferidas.

Acá tenemos un dibujo para ilustrarlo. Esta nariz no es fidedigna -porque obviamente el dibujante no supo rescatar la esencia de la nariz de dinosaurio -, pero bueno, se darán una vaga idea.









Después tenemos la nariz de berenjena. Esta nariz se caracteriza por parecer invertebrada y acartílaga* (es decir, sin-hueso-ni-cartílago-ni-nada). Además, la piel que la recubre generalmente es lisa y brillosa, como la de una berenjena. Mi papá es poseedor indiscutido de una de estas.

La nariz de berenjena, inmortalizada en una pintura de Arcimboldo. En realidad Giuseppe eligió un pepino en vez de una berenjena, pero es de la familia. De todas formas, opino que debió haber elegido una berenjena para representar a la nariz, porque el pepino es más rugoso, y no hay narices rugosas. Salvo algunas añejadas.







Flaring nostrils: una nariz con flaring nostrils es aquella que, vista de frente, exhibe los orificios nasales. Todas las narices que son respingadas tienen flaring nostrils. A mayor respingamiento, mayor exhibición (regla de tres simple). Un tamaño exagerado de las fosas nasales sumado a un gran respingamiento de la misma, se traducen en una potente aspiradora Yelmo.

Mirta, la bibliotecaria de primaria del colegio, era dueña de una de estas narices. Me acuerdo que ella se sentaba en su escritorio a leernos cuentos, y nosotras nos sentábamos en el piso, sobre una alfombra azul (nota al margen: las bibliotecas del colegio, tanto la de inglés como la de castellano, eran unos de mis lugares preferidos… había una luz y un olor muy-muy especial, siempre estaba calentito y se sentía muy bien estar ahí; era como un plato de sopa cabello de ángel con queso mantecoso un día de mucho frío, ponéle).

Volviendo a la nariz de Mirta (o Mirta y su nariz), me acuerdo que ella se sentaba a leernos y yo no podía prestarle atención, porque sus fosas nasales eran tan-tan-tan-grandes, que invitaban a la distracción. Se interponían entre su cuento, y yo. No podía sacarle mis ojos de encima. Y me acuerdo que, mientras miraba extasiada su tamañez, me preguntaba si sería posible que, en un suspiro, succionara a una persona, o que un liliputense viviera ahí adentro. Y estaba segura de que sí. De que en cualquier momento iba a asomar una mano -o un pie- pidiendo auxilio.

Año tras año fui elaborando teorías sobre lo que sucedería en sus cavernas. Me entretenía bastante con eso.

La nariz de Mirta, aclaro, era un chizito al lado de esta.






Grandi, por ejemplo, tiene una nariz romana. La nariz romana es la típica de gladiadora. Es una nariz recta y estilizada, que no deja ver los orificios desde ningún lado (bueno, sólo desde abajo). Es una nariz propia de alguien que piensa mucho... el pensador de Rodin también tiene una nariz de estas.







Después las hay de zanahoria, botonoides*, con forma de gancho, etc. etc. Pero bueno, algún día escribiré un tratado al respecto.


*de mi diccionario personal

6 comentarios:

Anónimo dijo...

yo incluiría la nariz "enchufe" que no hace falta describirla porque creo que todos la conocemos. Tengo varios casos cercanos que la poseen: mi cuñado, su hijo, mi primita.....

Anónimo dijo...

La nariz tiene que ver con la energia,orgullo y sexualidad.Ejemplo:es una nariz parada.
Lean mis comentarios en el blog SOLEDAD

caro dijo...

Me gustó lo de la nariz enchufe. Incluso se podría clarificar en enchufe de patas redondas o biceladas, dependiendo de la forma de los orificios.

En cuanto a la teoría de Numerio Negidio, había escuchado lo mismo pero con relación al dedo gordo del pie. Pero creo que es más fácil verle la nariz a alguien, que su dedo gordo...

melinda&melinda dijo...

...a mí me gustan las narices de payaso, de gomaespuma bien gorda y rojo brillante...son narices difíciles de encontrar en cualquier rostro, pero de vez en cuando nos sorprenden...
ojo! que no se confundan con las narices rojas de ebriedad...
pero, ahora que lo pienso, es toda una paradoja...porque me gustan las narices pero los payasos me dan miedito...

caro dijo...

casualmente tengo una nariz de payaso en la cartera..

Maggie dijo...

mirta cuando nos ibamos decia
besitos besitos chauchau. eso su nariz, su fleqillo i su
este es el lomo de los libros i VA PARA AFUERA SIEMPRE.marcaron mi primaria.