jueves, julio 12

Gente sin códigos

El pibe que se compró un paquete de Beldents de manzana en la estación Acasusso (yo lo ví), se subió conmigo al tren en hora pico -8:23am-, y me inhaló y exhaló en el cuello su aliento a manzana artificial todo el viaje hasta Retiro (a pesar de que hice ademanes de no aprobar su proximidad e hice todo lo posible por alejarme de él y su manzanitud).


Gawd.

2 comentarios:

mb dijo...

Comer chicle a las 8 de la mañana es de enfermo. es como la gente que se fuma un pucho antes de desayunar.

Lulu dijo...

no al beldent de manzana
no a la proximidad no deseada
si al chicle de menta convencional