lunes, julio 30

Cosas que a lo mejor te pasaron en una primer salida

1. Antibióticos y mojito son mala combinación

En realidad a mi me gusta mucho tomar café, y en varias oportunidades he pedido un cortado en una primer salida, sobre todo en invierno (aunque Gandi me rete y me diga que eso está mal y que no se debe hacer).

Por eso ahora hago el esfuerzo y evito la cafeína.

En una oportunidad, y tomando antibióticos, cometí el grave error de tomar unos mojitos. Uno o dos.

Primera reacción: sueño. Mucho sueño.

Segunda reacción: náuseas.

Cuando ya no pude más, le sugerí irnos con la excusa de que ya era tarde y al día siguiente había que trabajar. Nos subimos al auto. Ventanas cerradas. Aire acondicionado. El auto empezó a moverse, y mi panza parecía una coctelera. Se me revolvía absolutamente todo y me dolía la cabeza... Odié los mojitos, odié el Trifamox dúo, y odié el aire acondicionado del laburo. Quería teletransportarme a mi cama quieta, estable y acolchonada, lejos de tanto oleaje e inestabilidad estomacal.

A los 10-15 minutos empecé a sentir la saliva caliente (preludio del vómito), entonces empecé a respirar profundo, inspirando por nariz y exhalando por boca.

X: Caro, te sentís mal?

C: Sí... Puedo bajar la ventana?

X: Sí, obvio. Querés que frene?

C: (inspiración-exhalación)

X: Estás mareada?

C: No, estoy embarazada.

X: (cara de pánico)

C: Mentira, mentira.

X: (cara de alivio)

C: Bajo la ventana por las dudas, así no te vomito el auto. Pero andá despacito.

***

2. Los efectos anestesiantes del Off

Calor, mucho calor. Ropa acorde al calor. Y una ola de mosquitos azotando Buenos Aires. Por eso no salía de mi casa sin un Off en la cartera.

Estábamos en un bar, y los mosquitos empezaron a picar. Mucho. Y el Off me decía 'Hola' desde mi cartera, y el muchacho en cuestión me hablaba y yo ya no podía prestar atención a lo que me decía porque los mosquitos me estaban masticando inescrupulosamente. Entonces en un descuido -creo que él se había ido al baño o algo así, no me acuerdo bien- me bañé en Off (del verde, que es de larga duración, y para actividades al aire libre). Por todos lados, las piernas, los brazos, el cuello. No dejé ni un centímetro librado al azar.

Y después de "hablar" un rato...

X: Caro?

C: Qué?

X: Te pusiste Off?

C: Sí.

X: (...)

C: Se te está durmiendo la boca?

X: Sí.

C: A mi también.

***

3. Esta no me pasó a mi, pero le pasó a una amiga cercana. No voy a revelar su nombre, porque no quiero perder a una amiga... (vamos a llamarla Amiga A).

Salida de a cuatro. Las mujeres tienen esa extraña costumbre de ir juntas al baño, y esta no iba a ser la excepción. Así que Amiga A y B fueron nomás a empolvarse la nariz.

Amiga A entró al cubículo del inodoro. Se bajó los pantalones y empezó a hacer pis. Cuando hubo terminado, y mientras se dirigía a subirse los pantalones, advirtió que la tapa del inodoro estaba baja. Y así como todos los caminos conducen a Roma, el camino que debiera recorrer el pis conducía a sus pantalones.

Primera reacción: desesperación.

Segunda reacción: llamar entre gritos y carcajadas a Amiga B (y es por este tipo de cosas que una mujer debe ir acompañada al baño) para que la socorriera.

Acto seguido, la amiga A le extiende los pantalones mojados a B y le pide que se los seque CON EL SECADOR DE MANOS.

Amiga B -que no tenía muchas alternativas- no pudo más que acatar dichas órdenes ante la mirada curiosa y de reprobación de todas las mujeres que ingresaban al baño.

Nota curiosa: Amiga A ha entrado en reiteradas oportunidades al baño de hombres por equivocación, y ha salido de las formas más ocurrentes.

Y A UD., QUÉ LE PASÓ EN UNA PRIMER SALIDA?

6 comentarios:

Nunca pidas Margharitta dijo...

En una primer salida invité a una chica a comer pizza. Gran error pedir margharitta!!!!
De repente la mina tenía una planta de albahaca metida entre los dientes y yo no podía dejar de mirar y tampoco me animé a decirle.

Y es una boludez pero no me dio para invitarla de nuevo. No me podía olvidar del cuadro, jeje.

Anónimo dijo...

Quien es la nina que esta con el uniforme de enfermera,si es tu mama me muero.Estoy de vuelta en cualquier momento voy a verlasssssssssss.Las re quierooooooo.tia

Anónimo dijo...

Una vez mis aimgos me quisieron presntar a 1 mina y quedamos en encontarnos en un bar y yo llegue tarde y como habia mucha gente la llame al celular para ver quien era. Cndo me di cuenta quien era escape. La mina era cuatro veces yo y terriblemente fea. No les hable a mis amigos por unos dias. Pero adminto que despues me senti un poco culpable.

caro dijo...

Nop, no es mamá... es Amélie jaja. A ver cuándo almorzamos eh??

+m+ dijo...

Bueno, esta anecdota va a ser dificil de creer, pero es verdad, lo juro. Primera salida, cita a ciegas. El individuo que llamo a mi puerta media por lo menos 10 cm que yo, con unos rulos descontrolados (pero no en el buen sentido) y una voz un tanto delicada. Fuimos a tomar algo y aproximadamente a la hora de estar en el bar, escucho un ruido, y pienso, "no puede ser, este pibe se acaba de tirar un pedo". Él, cara de nada. Esto se repitio varias veces hasta que finalmente me dijo, "perdoname, me siento mal" y se fue al baño. Cuando volvio, y en vistas de que nada habia cambiado (la filarmonica seguia sonando), le pedi q me llevara a mi casa. Aca viene lo bueno, se retorcia en su asiento el pobre. Y en un semaforo abre la puerta y siiii, eso q estan pensando, lo hizo, saco medio cachete, se tiro uno, me volvio a pedir perdon y siguio manejando. Dps de eso le perdi el miedo a las salidas a ciegas, total, ya nada puede ser peor...

caro dijo...

jajajaja
Estaba esperando que contaras esa anécdota!! Pero fuiste demasiado considerada, Mery. Te faltaron muchos detalles que lo hacen mucho peor.
Cada vez que me acuerdo de tus descripciones, me río...
Creo que nadie supera esa.