viernes, julio 13

Factótum

Hoy me estaba lavando los dientes y en ese momento, en el que uno está literal e inescapablemente cara a cara con uno mismo, con su pasado, su presente -higiénico y dicroico- y su futuro, me di cuenta de que indefectiblemente esta escena se repetiría in eternum por el resto de mi vida. Día tras día. Caro en pijama, dormida, despeinada y con sus pantuflas preferidas, pero con unas ganas terribles de que ese día no le depare lo que otros.

(LAPSUS)
[Muchas veces fantaseo con volver a mi cuarto para vestirme y que oh sorpresa haya una valija armada, prueba irrefutable de que ese día no va a ser como los demás porque me voy a Gui Lin a pasear en uno de esos barcos-balsas con un chino gondolieri].
(CIERRE DEL LAPSUS)

Después caí en la realidad y, cepillo de dientes en mano, me di cuenta de que todas las mañanas de mi vida -al menos de días hábiles-, voy a tener que ir a una oficina céntrica, vestirme como persona adulta, tomar café, hablar con tecnicismos, leer y escribir cosas aburridas, rodearme de gente que se llena la boca con palabras jurídicas y gente que hace consultas ídem mientras yo me pregunto:

DÓNDE ESTÁ EL IUS VARIANDI??!!?!?

En dónde encajan los pic-nics en el río con sanguchitos de jamón-queso-tomate, un cine a las 3 de la tarde, echarte a leer un libro en el pasto enfundada en una mantita animal print con las uñas pintadas de colorado y quedarte dormida mientras babeás todo el libro, tomarte un cafecito en Notorius un día nublado escuchando un buen disco, las visitas culturales, las caminatas por la Boca o San Telmo, las funciones de títeres en el patio de los Naranjos, el zoológico, las escapadas fugaces de una tarde a Cariló sólo porque pintó y tenías apetito de mar y arena en tus zapatos?

DÓNDE?!!?

DÓNDE??? EH!?!?

DÓNDE!??!

Y yo con todo esto adentro, sin poder abrir las ventanas para gritar desaforadamente -como dice H que hay que hacer en estas circunstancias-, porque a alguien se le ocurrió que los paneles de las ventanas tenían que ser fijos...

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!!!!!!!!!!!!!
AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!!!!!!!!!!!!!

(suspiro)



La mantita animal print que todos debemos tener a mano.

3 comentarios:

H dijo...

Habíamos quedado en que el grito era "OOOOOOAAAAAAAARRRRRRRRRRRRGGGG"
(en realidad no me acuerdo si terminaba con G).

caro dijo...

Tenés razón, perdón, cambié la esencia de la onomatopeya...

Buen viajehhhhh!!

mb dijo...

MUY BUENA LA MANTA!! QUIERO UNA ASÍ!!!