miércoles, mayo 16

Anécdotas de una ex combatiente I

1.
Primer cumpleaños de mi ex siendo yo su, por aquel entonces, 'novia'. No me gusta llamarlo 'ex', ni me parece ético revelar su identidad, por lo tanto de aquí en adelante vamos a llamarlo "El Garca De Mi Ex Que Me Cagó Con Una Zorra Bien Zorra De La Facultad (por la que no damos ni cinco centavos) Y Por Culpa De Quien Tuve Que Hacer Meses Y Meses De Terapia Infructuosa". O Santiago, para los amigos.

Muy nerviosa yo por la situación del primer cumpleaños, e intentando ser original con el regalo, me pareció que lo mejor que podía comprarle era una lámpara para su mesita de luz. Sabía que necesitaba una y sabía que tenía ganas de comprarse una... pero él no sabía que yo sabía que él la quería, y mejor aún, no sabía que yo tenía tan buen gusto. Yo tampoco lo sabía. Le hubiera venido bien saberlo.

Por eso recorrí miles de lugares, hasta que di con LA lámpara que iba a iluminar sus noches por el resto de su vida terrenal. Tenía unos patos de cerámica divinos incrustados al pie recostados sobre unos libros, una cosa redondita incrustada y también tenía una pipa (?) y el toque de magia: cuando la prendías aparecían unas sombras de patos en la pantalla, con unos juncos y no me acuerdo qué otra cosa más. Una obra de arte.

Así que la chica del negocio me la envolvió en una mega caja, con un papel de esos que parecen empapelado de baño, y un moño grandioso de color dorado, por supuesto. En su conjunto el paquete era un verdadero cocoliche.

Entonces caí yo al cumpleaños con semejante obsequio. Y minutos después de soplar las velitas:

C: tomá Santi, tu regalo.
S: (cara de asombro ante tanto moño y tamaño y cocolichez, mezclado con intriga y emoción) a verrrr... (y arrancó el moño dorado, fue sacando el papel que parecía empapelado de baño, abrió la caja que tenía esas pelotitas de tergopor, las desparramó por doquier y finalmente sacó la lámpara que estaba envuelta en ese plástico que tiene burbujas de aire y...)
C: ...
S: ...
C: ...
S: (cara de 'qué carajo es esto?' acompañada por una sonrisa recontra forzada, 'Pobre, lo que importa es la intención, pero cómo le pifiaste')
C: ('No le gustó. NolegustóNolegustóNolegustó. ... POR QUÉ no le gustó??? si está buenísima la lámpara...!!! A mi me encantaría que me regalaran una así' Entonces no se me ocurrió decir otra cosa más que:) 'Pero en el fondo es original... o no?'

Y después claro, me reí a carcajadas.

2.
Con el mismo sujeto dueño de todos los adjetivos descriptivos que antes mencioné, en su casa, a la noche. Esta vez la cita era una comida familiar. Aclaración importante: cada vez que comían hacían un mega despliegue. No importaba si había salchichas con puré, o polenta. 'Ninguna comida ni comensal es poca cosa, así que comemos con platos Limoges de lunes a domingo'.

Pero aquel día sucediose un vituperio, una irreverencia, un oprobio: la botella de Coca-Cola posaba sobre la mesa (horror!).

Padre: Caro, la botella.

Caro mira atentamente la botella de plástico sobre la mesa. Y también ve que hay una reluciente hielera de plata a unos centímetros de la misma. Y descubre que la relación botella-hielera cuaja perfecto como una regla de tres simple.

Caro: (groso, quiere tomar la coca bien frappé)

Caro toma la botella de plástico y hace ademán de introducirla en la hielera.

Padre: (mirada de espanto, desaprobación e indignación ante tal intención, mientras abre grande los ojos como queriendo dispararme rayos láser y piensa 'hereje, que su cabeza rueeeede!!')

Caro: (sonrisa de 'te pensaste que iba a ser tan bruta como para ponerla en la hielera de Plata Lappas???' guiño-guiño)

Caro esquiva hábilmente la hielera, y aterriza la botella en una mesita lindera.

Moraleja: la Coca-cola se toma a temperatura ambiente.

3 comentarios:

Ines Hayes dijo...

Me gustaría mucho saber what the hell estabas pensando cuando compraste esa lámpara con los patos para un hombre!!!!!!!!!!!! By the way, sabés qué pasó con ella???

caro dijo...

Supongo que la debe haber prendido fuego, junto con el pirata de cerámica que le hice, las sábanas del pato donald, los calzoncillos con corazones, etc. etc. etc. :)

Anónimo dijo...

Simplemente excelente.