viernes, noviembre 2

[SIN ASUNTO]

A veces sentís como que estás al borde del colapso, pero no. En realidad no estás al borde del colapso, sólo estás un poco así, mezclosa de sentimientos. Como una coctelera, con ese mismo ruido que hace cuando estás preparando un trago, ese shk-shk-shk y los hielos que rozan contra el metal y que también hacen ruido, y los dedos que lo sostienen lo sienten también, el shk-shk, y se enfrían. Los dedos, las manos, mientras preparás el trago, se te enfrían.

Después lo servís y arriba te queda la espuma. Le podés poner azúcar en el borde, que queda muy bien. Y después cuando te tomás el trago, le pasás la lengua y te comés el azúcar. Esa es la parte que más disfruto, y si es un mojito, buah...

Algunos tragos no vienen con ese borde porque no quedan bien con el azúcar.

Pero no importa, hoy estaba muy enojada. Si me hubieras visto, te hubieses cruzado de vereda.

También pensé en no escribir nada más. Nunca. En meter todas estas hojas y hojas de palabras y pasarlas por el trozer. Mis cuadernos, todo. Al fin de cuentas, tanta catarsis y autoterapia para qué? para que venga alguien y haga cosas desubicadas.

Y escribo y borro. Odio escribirme y borrarme, como si tuviera ciclotimia. Escribo en un rapto de ira y borro cuando me doy cuenta de que no quiero que nadie me lea. Al final es como si esto fuera una vidriera, la gente pasa y te mira, como una cosa rara. A ver qué le pasa a esta mina hoy, le habrá dado leche de nuevo a su gata? se murió su planta? la vomitaron de nuevo en el tren?

Y ya no sé si quiero seguir escribiendo, entendés? Yo quiero que alguien me escriba.

3 comentarios:

alguien que pasaba por ahí dijo...

bueno, yo vendria a ser alguien, y te escribo. Hoy me levante muy temrabo porque no hubiera podido dormir mas mientras gritaban en la obra madrugadora que aunque no martillen gritan y gritan. Me estuve preguntando que haria si esa obra durara para siempre y no encontre respuestas para eso. No tengo gato, ni perro, ni canario, pero si plantas. 2 de ellas estuvieron KO pero las pude recuperar. Mirandolas. Y agua. Y despues estuve todo el dia tratando de que algunos verbos entraran en consonancia con la novela que escribo. Las novelas y los verbos nunca se me juntan en el mismo momento. Los sustantivos si. Y despues comi como un loco porque mire el reloj y eran las 5 y tenia hambre, y en realidad comi como loco, poco. Y ahora que entro a buscarte, estas ahi pidiendome que alguien te escriba. Si te hubiera cruzado por la calle, anyway no te hubiera reconocido, pero de saber que eras vos te hubiera sonreido asi de costado, como si fueramos complices de algo, y vos te hubieras fastidiado aun mas y por suerte no sucedio nada de eso.
Con lo que queda de la tarde espero poder hacer algo productivo, iba a sacar fotos pero me parece que no, otro dia. mañana.

Pablo dijo...

Llegué tarde, pero no leía el blog hace unos cuantos días (y no escribía hace ya mucho tiempo)... resulta que hoy me desperté agotado (ayer tuve regata y terminé destruído), no tenía ganas de venir a laburar pero acá estoy, esperando que una excelente persona de sistemas me desbloquée mi mail y así poder recibir todos esos mensajes matutinos que nos dicen cuan en el horno estamos respecto al laburo del día...
También me desperté pensando que tal vez te conozca uno de estos días, resulta que sos amiga de Pepi (lo vi en unas fotos de la despedida y lo confirmé leyendo el blog), resulta que Pepi labura conmigo y resulta también que quiero conocerte, así que tal vez termine conociéndote después de todo... o tal vez no, eso no lo sé aún...

en fin, solo alguien que quería escribirte y se cruzó con este mensaje...

Buda de nieve dijo...

Mis Plantas te mandan saludos... ah, mandan saludos a tu planta tambien.Eeh,esta vivita, no?