viernes, noviembre 16

Otrosí, digo

Viajar en tres oportunidades seguidas con la misma persona desconocida en el tren es muy sospechoso.

Jueves, 08:25 am., Estación Acassuso. No me acuerdo cuál era el vagón. Chica de treintipico, morocha. Rulos definidos. Definidísimos. Con gel, o algo así. Medio duros (los rulos). Toda vestida de negro, tipo promotora.

Jueves, 18:09 pm., Estación Retiro. Vagón número tres contando desde el fondo. La chica de los rulos, leyendo un libro.

Viernes, 8:40 am., Estación Acassuso (me encontré con Lu que puteaba porque estaba llegando tarde al laburo). Esperando subir al vagón número dos (de norte a sur), la misma chica de treintipico. Los rulos igual de duros que antes. Esta vez con jeans.

C: 'Ayer viajé con esa misma chica, a la mañana, a la tarde. Loco'

L: 'Sí, a mi me pasa a veces... Se darán cuenta ellos también?'

C: 'Mmm.. no sé, pero para mi que esta está planeando algo'

4 comentarios:

alguien que pasaba por ahí dijo...

En mi caso hubiera sido genial, porque empece leyendo de reojo una novela de mi compañero circusntancial de tren, y me indigné cuando tuvo que bajarse, y todavía pienso como seguirá, porque nunca volvió.

vic dijo...

Me ha pasado una que otra vez. Yo que vos, me acerco y la saludo. Por nada, de onda.
Capaz es copada. (Igual, los rulos me gustan cuando no están tan engominadamente definidos)

Saludos, una ruluda indefinida.

eileen dijo...

Leiste a Cortazar?

caro dijo...

La saludaría, pero soy muy tímida.

Aguanten los rulos. Yo también tengo, pero los míos son liberales y bien zen.

Hola Eileen!

Bueno, c'est tout. Saludos!