miércoles, septiembre 19

She's leaving

Con unas ganas incontenibles de irme,
me voy,
sin más.

Otras ganas incontenibles en este preciso momento: *lacrar*. Lacrar todo lo que esté a mi alcance para amordazar esta necesidad de escapismo y descongelarla en algún después cercano (o no).

Agarrar un Zippo, el lacre color cobre que está ahí, quemarlo, y que se vaya derritiendo sobre el papel, mientras se siente el olor a trementina y la purpurina del lacre burbujea.

Me quiero ir. Es un pensamiento recurrente y para nada premeditado, que me asalta en determinadas circunstancias y que probablemente se materializaría juntando un par de imprescindibles y cerrando una puerta (y que haga clack al cerrarse -una puerta giratoria no serviría-).

En este solsticio desconozco los motivos de dicha necedad. No sé si me urge averiguarlos, tampoco. Pero me entusiasma la idea de planearlo... como un plan macabro (pero sin lo macabro).

Otro plan macabro que se me ocurre (este sí macabro): cultivar un antojo. Elegir cualquier objeto fetiche, albergarlo en algún rincón de mi mente a temperatura ambiente. Taparlo con una mantita animal print, cobijarlo, acunarlo, regarlo. Darle vitamina B12. Pensar en el antojo varias veces al día y saberlo lejos. Dejar pasar varios días. Volver a pensar en él. Pegar una foto en el espejo de mi cuarto, en la puerta del ropero, en la cortina del baño, en la heladera, en la campana de la cocina, en el espejo retrovisor.

Permitir que devenga imperioso procurarme de él. Dejarlo echar raíces en todos los planos de mi conciencia. Rogar/suplicar/implorar. Prometer cualquier cosa a cambio.

Ya padeciendo el síndrome de abstiencia (escalofríos, desesperación, lo-que-sea) esperar a que sea bien tarde (las 3 am, por ejemplo), para calzarme mis pantuflas y salir en pijama a por él.

4 comentarios:

Cas dijo...

a mi también, a mi también, huir es una palabra linda, lástima que le han asociado significados feos siempre.
qué tal? vi la fotito de amelie desde liniers y entré. y leí. y me cayó muy bien. y después vi "one art" poema lindo que escribí en la única hoja de un cuaderno que me compré para escribir.
salúdola. muy lindo todo, las fresias, las cosas, las palabras.
me callo.
adios!

Frescura dijo...

yo tengo ganas de irme también, por nada, por nada en especial. pero si, hoy me di cuenta, ya me venía dando cuenta.
lo del antojo, mirá, como soy muy culoveoculoquiero, me dio ganas de cultivar uno tambien, quien te dice.

Delirius Jeje Je dijo...

Esa sensación de escapar era muy frecuente en mí... en un determinado tiempo... soñaba que hacía eso.. muy rápido... corriendo tan rápido... que llegaba a correr con mis pies despegados del cielo...volando quizás.

Con respecto a cultivar un antojo, eso sí que es macabro!! jejej

Muy bueno!

SAlu2

(Damian!?) dijo...

desearia poder irme de mi en algunas ocasiones.. pero no por escapar de algo, de huir necesariamente, sino mas bien por curiosidad, me revuelve el pensamiento el poder ver todo desde otro angulo, pero verme a mi dentro del campo de vision.. no se es todo medio raro.. pero a veces siento que me gustaria volar lejos y ver todo desde arriba...

besos!