viernes, junio 22

Cosas que suelo acopiar

1. La bolsita en la que me ponen el sandwich que habitualmente compro en el kiosco de Reconquista. Es blanca, es pequeña, es práctica. Si algún día te dan ganas de vomitar en el tren, qué mejor que vomitar en la bolsita, pienso yo. Nada de andar vomitándole a la gente encima. Y si el de al lado tiene ganas de vomitar, ahí tenés servida en bandeja la buena acción del día: "querés una bolsita?".

2. Los boletos de tren. Y cada vez que tengo que pasar por el molinete, empiezo a probar -a lo Feliz Domingo- cuál de todos será mi pasaporte a la felicidad.

3. Horquillas para el pelo (y dije 'horquillas', no clips -a no confundir, que son diferentes, eh?-): pares, decenas. En un descuido algún día llegaré a la centena. Negras y color 'caramelo'. Lo cierto es que una nunca sabe cuándo la humedad la va a tomar por sorpresa. Y más vale tener con qué combatirla...

4. Tapitas de botella (pero eso es en pos de una buena causa). No se llama Timmy O'Toole, ni Juanito Laguna, aclaro.

5. Botellas de agua mineral. En el laburo tenemos una heladera llena de botellitas, y cada uno se sirve a su antojo. He comprobado que esto, para gente con grado de antojamiento elevado como yo, es un peligro. Y sumado a que tengo problemas de memoria, me lleva a de repente encontrarme con una en el escritorio, otra en la cartera, o en alguno de los tres cajones (o en los tres).
Y después están las botellas trotamundos: la que me llevo para el viaje de vuelta y otra vacía para recargar y poner en mi mesita de luz por si me agarra sed en la mitad de la noche.

Y si a alguien le dan ganas de vomitar en el tren: "querés un poco de agua para hacer buches?".


Ud...., acopia?

9 comentarios:

Pablo dijo...

Las pilas usadas... si hay algo que me rompe soberanamente las pelotas (y perdón la expresión pero no cabe otra) es ver una pila putrefacta en un charquito en la calle... yo tengo una bolsa con unas 50 pilas, sueño con conseguir algún programa de reciclaje pero por el momento nada, así que las guardo hasta que alguna vez consiga algo (o se sulfaten tanto que tenga que deshacerme de ellas porque me estén contaminando a mí)... si alguien conoce algo se agradece

Otra cosa son libros y cds, algunos los escucho/leo a morir, otros simplemente me los compro con el fin de leerlos/escucharlos pero terminan quedando en la biblioteca hasta que me pintan las ganas de nuevo... muchas veces quiero regalarlos porque no tengo lugar pero el corazón es grande y la biblioteca siempre se estira (hablando de libros el 20-7 sale el último de Harry Potter, groso xq ya pagué la reserva así que en un mes me enteraré como termina la saga)

luch dijo...

- biromes corporativas
- alfileres de gancho
- mantecas de cacao (por si me paspo, por si se me termina el que tengo, y por si pierdo el que me compré recién por si se me acababa el que tengo empezado)

luch dijo...

- biromes corporativas
- alfileres de gancho
- mantecas de cacao (por si me paspo, por si se me termina el que tengo, y por si pierdo el que me compré recién por si se me acababa el que tengo empezado)

lulu dijo...

hojas de cosas creo.... no tengo mcuhas carpetas. y si las tengo no se donde estan. estaran vacias y lejos. otra cosa que me molesta y mcho son a ver como explicarme.. cantidades inumerables de cosas que no tienen nombre ni snetido. nos eque hacen ahi. tapas de biromes.. gomitas de pelo bien feas y gordas. yyy clips OXIDADOS! yeah.
te quuiero caro.. que no sde acopien tu blog no lo permitas!!
shoshi en tu corazon (JAAAAAAAAAAA)

Anónimo dijo...

pinzas de depilar.

Chavelo dijo...

Horas extras no remuneradas.

(2:49am hora local, todavía en la oficina)

caro dijo...

Che, Horacio, sería una linda demanda laboral, eh?
Avisáme.
Jajajajaja

Chavelo dijo...

Ahhh, me siento violado. Mi nombre en un blog. Te dije. Me fui a las 5:30 am.

Anónimo dijo...

Absolutamente de acuerdo con lo de las pilas.. Si averiguan dónde se pueden tirar, avisen..