miércoles, junio 20

Beetlejuice

Probamos todas las variedades de mandarinas habidas y por haber, le pusimos dulce de leche casero a todo lo que se nos ocurrió que podía untársele, dormimos, dormimos, dormimos, etc. etc. etc.

Ahhhhhhhhhhh... qué lindo che.















3 comentarios:

Anónimo dijo...

muy buenos colores, muy lindo todo, una maravilla.

Manuel dijo...

Pasó el tiempo desde la última vez que anduve por estos pagos. Si, el tiempo es lo único que pasa...

Voy a intentar ser breve, a pesar de que ultimamente atravieso una de las etapas más catarticas de mi vida. Una de esas etapas en que todo merece ser hablado. En fin.

Me dio mucha gracia la firma de JJ en el post "Extracto de un mail de hace unos días". Casi que aparentó ser una persona inteligente y de una agudísima rapidez. Casi. (Chiste JJ)

"El ABC del bondi" demasiado cierto, aunque, en mi neurosis de viajero, he contemplado algunas cosas dignas de transcribir:

Mi viaje se inicia en la boletería, dejar al azar o a las normativas del incierto destino el numero de asiento es una de las peores cosas que se puede hacer. De niño siempre elegía adelante, por el entretenimiento que ocasiona ir viendo la ruta. De grande comprendí que es peligroso, no obstante el "boletero" -es decir, el hombre que vende los pasajes- para infundir serendidad al viajante siempre menciona: "en caso de accidente es peligroso estar en cualquier lado". Otro "boletero" me comentó, con datos estádisticos precisos, que la mayoría de la gente que saca pasaje elije en el sector medio-derecho del colectivo (no contemplan la posibilidad de que el omnibus se tumbe, o le caiga un meteorito en el sector medio)
Sintetizando, recomiendo sacar pasaje en el asiento número 8 (que está detrás de la maquina de café, para evitar que un asiento reclinado al máximo evite nuestro "estiramiento de piernas").
El pasajero, no debe olvidar nunca el detalle de que los choferes-conductores, tienen deterioradas las percepciones, lo que genera que en invierno la calefacción esté al máximo y haga un calor de verano, y que en verano el aire condicinado nos de un frío poco más que invernal, por lo tanto recomiendo siempre llevar abrigo. Para que el viaje resulte aproximadamente ideal, el pasajero debería tener al alcance tapones y largavistas para la pelicula, porque generalmente el audio de la película esta realmente fuerte y el televisor es muy chiquito.
En caso de ir al baño recuerde cerrar bien la puerta -BIEN- no sea cosa de que se la abran -como al que escribe, jaja-.
Estem... y nunca oscile en pensar temas morbosos como que el aire que circula en el hermetico omnibus es el mismo que respira el viejo que está roncando, es el mismo que está tosiendo el hombre que tiene catarro, etc etc.
Bueno, como fiel neurótico que soy tendría mas items para comentar, pero este coment se hizo demasiado prolongado.

Además, lo hermoso de viajar son las terminales, los paisajes, los regresos, las huídas, ese cambio, esa nostalgia, esa alegría, esa tristeza... lo trágico son las despespedidas, quizá el factor más importantante del viaje, y para las despedidas no deseadas, las despedidas que lastiman tengo una última cosa que decir, dicha alguna vez por Santo Tomas de Aquino o San Agustín: "En vez de entristecernos porque se van, alegrémonos porque estuvimos"


Saluda atte Manuel. Y me dieron unas gigantes ganas de comer mandarinas.

Tangerine dijo...

Por ahi veo unas Murcotts, no?